Sesiones de terapia transpersonal en Cádiz

terapia transpersonal

La metodología detrás de este proceso terapéutico es una combinación de tradiciones espirituales de todo el mundo, que se integran con elementos de la psicología contemporánea para la obtención de una comprensión completa de uno mismo, las propias capacidades y relaciones.

Nombre: Terapia transpersonal

Guía/persona: Michela y Patrick

Sesiones Bufo Alvarius en Anam

La psicología transpersonal fue desarrollada por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow en la década de los 60. El término “transpersonal” significa “más allá de lo personal” y refleja el objetivo central de la terapia: explorar el crecimiento humano y ayudar a las personas a descubrir un ser esencial profundo y más duradero que existe más allá del ego condicionado.


La metodología detrás de este proceso terapéutico es una combinación de tradiciones espirituales de todo el mundo, que se integran con elementos de la psicología contemporánea para la obtención de una comprensión completa de uno mismo, las propias capacidades y relaciones.


La terapia transpersonal tiene un enfoque humanístico que valora la integridad. El yo esencial es una combinación de los aspectos transpersonales, autotrascendientes y espirituales de la experiencia humana. Todas las experiencias de la vida se consideran valiosas y mejoran el crecimiento y cada individuo es tratado de acuerdo con su esfuerzo innato hacia un Proyecto Superior. En última instancia, en la psicología transpersonal, la curación y el crecimiento se abordan a través del reconocimiento de la centralidad del yo.


La psicología transpersonal no ve la personalidad humana como limitada, en cambio, ve ciertos rasgos y atributos del carácter como una máscara de nuestra verdadera esencia. Por lo tanto, el terapeuta transpersonal cree que el crecimiento humano comienza cuando la persona se siente tan presionada por su propio sufrimiento psicológico como para romper la barrera del miedo que le impide alcanzar su potencial. Nuestro ser es simplemente la cáscara que transporta nuestras almas a través de la vida y, por lo tanto, la terapia transpersonal aborda, igualmente, todos los aspectos de nuestro ser (espiritual, social, intelectual, emocional, físico y creativo) para ayudarnos a sanar y crecer.


Se trata de conectar con el verdadero Ser que habita en cada uno de nosotros haciéndose las preguntas:
¿Quién soy realmente debajo de todas las dificultades que enfrento? ¿Que estoy aprendiendo? ¿Qué cualidades estoy desarrollando o necesito desarrollar?


Al conectarnos más con ese núcleo profundo, se tiene acceso a una parte que trasciende las dificultades con las que nos estamos identificando.
Otro elemento clave de la terapia transpersonal está en centrarse en modelos positivos que el ser humano encarna por naturaleza, acompañando el cliente a ver sus propias capacidades anímicas como partes de un proceso de reapropiación de su propia esencia y consecución de un estado de plenitud y libertad.


Concretamente hay un mayor enfoque en la experiencia espiritual del ser humano que hace posible ver al cliente como más grande que cualquier dificultad o problema que pueda tener.

¿Cuáles son las herramientas que utilizamos?

La principal herramienta de la terapia transpersonal es hablar con el cliente y crear un vínculo terapéutico de confianza dentro del cual pueda sentirse cómodo explorando sus pensamientos y sentimientos.
En este contexto de confianza utilizamos, según el caso, otras herramientas como:

La meditación
La visualización
El Yoga
La respiración
Los viajes chamanicos
Las medicinas ancestrales