Sesión de respiraciones en Cádiz

Respiraciones
de poder

El acto de respirar es mucho más que una acción instintiva.

Nombre: Respiraciones

Guía/persona: Michela y Patrick

Sesiones Bufo Alvarius en Anam

Las respiraciones  de poder:

  • Pranayama
  • Respiración holotrópica
  • Técnica de wim hoff


El acto de respirar es mucho más que una acción instintiva. En general, estamos acostumbrados a pensar en la respiración como una actividad automática de nuestro cuerpo, con una función vital indispensable y con vida propia. Podemos pensar en ella como una manada de caballos en libertad, en la inmensa pradera de la vida, siguiendo todos sus instintos vitales.

Ahora pensemos en lo que puede pasar si esa misma manada descontrolada fuera domesticada con el máximo amor y respeto por una persona que sepa relacionarse con los animales para asegurarse de que puedan expresar aún más su potencial, superar sus miedos (de las tormentas, por ejemplo), crecer en plenitud.

Bueno, algo similar sucede cuando nos damos cuenta de que nuestra respiración puede ser guiada y utilizada como una poderosa herramienta de autoexploración y terapia. A partir de ahí, puede comenzar un maravilloso viaje por las infinitas posibilidades de bienestar que el ser humano tiene a su disposición.

En tantas culturas antiguas, si no en todas, la conciencia del poder de la respiración era parte de las prácticas ascéticas o de los rituales terapéuticos. Sabemos esto por la medicina tradicional china, por las prácticas de yoga, por el budismo en todas sus formas, por las artes marciales japonesas, por el Zikr combinado con el uso de textos sagrados del Islam, y en parte similar por el Hesicasmo cristiano.

Todas estas culturas han cultivado y cuidado la posibilidad de intervenir en el acto respiratorio con fines muy concretos, fruto de una atenta observación de la fisiología del hombre en el sentido más amplio del término. Se dieron cuenta, y la ciencia moderna lo ha confirmado, que la respiración es un medio de comunicación entre la mente y el cuerpo, entre el consciente y el inconsciente, entre el cerebro y el ser más profundo. Cuando reímos o nos enojamos, cuando nos concentramos o nos relajamos, nuestra respiración cambia. Del mismo modo, al alterar conscientemente nuestros ritmos e intensidades respiratorias podemos provocar cambios importantes en nuestro estado físico, emocional, mental y espiritual.

Las Respiraciones de Poder son un conjunto de técnicas aprendidas a lo largo de los años que se utilizan precisamente para inducir los cambios deseados en las personas que lo solicitan. Se basa en la inmensa herencia de la tradición del Yoga, el Budismo Theravada, las prácticas nacidas con fines deportivos, las técnicas utilizadas en el canto, la respiración de origen tibetano utilizada por Wim Hoff y aspectos relacionados con la respiración holotrópica acuñada por Christina y Stan Grof.

Duración de las sesiones

Las sesiones pueden durar hasta dos horas, dependiendo de la técnica que utilice.
En consecuencia, las variables pueden ser muchas, una sesión se puede realizar en total silencio, con música en vivo o grabada.

Se puede permanecer sentado durante toda la práctica o moverse en el espacio combinando respiración y movimientos, o puede elegir una posición acostada en el suelo. Se puede practicar solo o en grupo. En todos los casos se recomienda vestir ropa cómoda.

Los efectos derivados de esta práctica son muchos, desde la reducción del estrés, a la descarga de tensiones recientes o crónicas, al cambio de perspectiva de la propia vida, a la reelaboración de experiencias vividas y no integradas del pasado.

También existen otros efectos importantes como el fortalecimiento del sistema inmunológico, la mayor afluencia de oxígeno al cuerpo y cerebro y en consecuencia una mayor claridad para afrontar los retos de la vida.

Finalmente, existen técnicas que nos ayudan a alcanzar estados expandidos de conciencia y nos permiten experimentar un sentimiento de total pertenencia al universo, sentir un inmenso amor hacia nosotros mismos y hacia el otro y entrar en un estado de paz con la vida.